La dama de azul

Eres clara como la luz que se refleja en los pozos de mi alma mientras una luna canta suavemente guardando los restos del día.

Te contemplo a lo lejos mientras te paseas por las planicies de mi visión, llevas el cabello suelto como cascadas que corren por tus hombros y explotan a la altura de tus pechos.

Como secreto del bosque caminas pisando lento en donde cada paso es un mito nuevo, y los árboles guardan tu retrato en sus hojas mientras sus troncos se llenan de ti.

Eres la dama de honor en la fiesta que aun no comienza, a la cuál todos queremos ir pero solo pocos podremos.

Eres el rezo oculto que las madres mas puras confiesan en el silencio de la noche, a sus hijos que mueren de miedo.

Eres la fresca brisa qué acaricia el puerto mas desdichado, la cuál soplando les dice a todos “La vida no se ha acabado”.

Anuncios

3 comentarios en “La dama de azul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s