Otra generación perdida

Con mis ojos recorro los días llenos de colores sonoros mientras el mundo permanece sordo.

El sol que aún cuelga es el mismo del primer ayer, donde majestuosamente nos contempla, en su silencio milenario ardiendo por arder.

Somos los hombres de un presente soñado en las estaciones del ayer por aquellos viajeros que ya sabían lo que iba a suceder.

“Siempre supimos que sabíamos lo que nunca quisimos saber.”
“Por eso nos fuimos al norte.”
“Por eso retamos al sol.”

Y donde había oro solo queda avaricia, y donde se acostaba la piel solo quedan las huellas del deseo, porqué los que soñaban con este lugar cuando nosotros viajábamos hacía acá, han pagado los impuestos del tiempo mientras con mis ojos veo como nuestra casa colosal cada día se hace mas pequeña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s