Sucede

Sucede que no hallo razones ni motivos,

para seguir contando amaneceres,

ni olvidos.

Sucede que me pasa por la cabeza el fin del mundo

el reinado de las bestias,

Delineadas por las tinieblas,

Con los ojos pintados de amnesia

 

Sucede que me canso de ser humano

De ser testigo,

De los campos llenos de cadáveres,

Y los ríos ahogados de vacío.

 

Sucede que mi espada,

Ya no tiene filo,

Ya no tiene gracia

Ya no tiene uso

Y solo me queda,

Abrazar mi armadura oxidada.

 

Sucede que me desprendo,

Que me adentro en las tinieblas

De mi amargura

Mientras los días se agrietan

Con las lágrimas perdidas.

 

Sucede que ya no se si pasan los días,

O simplemente los dejamos de extrañar,

Sucede que muero de hambre por la verdad

Y agonizo de sed por olvidar.

 

Sucede que todo pasa y nada cambia

Que los meses se funden,

Y charlan como brujas,

llenas de artimañas.

 

Sucede que a diario me estreno como cadáver,

Sucede que muero mil veces,

Sucede que moriré mil más

Sucede que no habrá ni una flor.

que me recuerde jamas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s