Cadáver Exquisito #1

A continuación, un ejercicio entre Melissa Limón y yo el cuál realizamos a través de Google Wave. A ver que opinan:

Amor, eternidad fugaz, cielo que estalla

en mil anhelos que riegan las tierras del olvido.

y el silencio en su silencio me aniquila, como el desierto ausente de un rezo apresurado

o como el repentino valle que envuelve al ateo cuyo dios lo ha abandonado.

Probé mi mortalidad en un vaso de agua; eran como agujas entrando a mi garganta. Y mientras bebía, moría y muriendo no dejaba de saciar mi sed inmortal hasta que la copa se vació de entendimiento y yo inundado de muerte empecé a soñar…

Copa de sueños

Tomamos en las cantinas del ayer, para encontrarnos con un presente sin pasado
¿Será que cada copa es una memoria que olvidamos?
¿Será que somos sueños soñados en las largas noches de los que viven olvidando?
Si dejamos que el tiempo se escurra, perdemos el mapa de la noche,
y corremos el riesgo de llegar a la estrella equivocada, de ver un amanecer que no es el nuestro,
y alejados de nuestro destino podemos darnos cuenta que la espuma del mar que ahora llevamos en nuestras copas, son los restos de nuestras mañanas; frías y secas, sin sentido y lejos de sus playas, las cuales ya empezamos a olvidar.