Parada de autobús

Luces arden

En cuartos silenciosos

Donde transcurren las vidas

Parecidas a las de nosotros

Las vidas silenciosas

Que nos siguen–

Estas vidas que llevamos

Pero que no poseemos

 

Pararse bajo la lluvia

Tan sigilosamente

Cuando nos vamos,

Tan silenciosamente

Y el último autobús

Deja salir paraguas

obscuros hacia afuera–

Flores negras, flores negras.

 

Y las vidas siguen.

Y las vidas siguen

Como luces repentinas

En las esquinas

 

O como las luces

En los cuartos silenciosos

Prendidas por horas,

Ardiendo, ardiendo.

 

Por Donald Justice

Traducción Ricardo Otero Córdoba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s